Escrito por Tendenzias

Los puntos básicos de un contrato laboral

Si has conseguido trabajo y estás a punto de firmar un contrato con una empresa es importante que te asegures muy bien de lo que vas a hacer porque con él estás estableciendo las bases de la que será tu futura relación laboral para mucho tiempo.

Antes que nada debemos definir un contrato como el acuerdo entre trabajador y empresario por el que se van a prestar unos servicios bajo la dirección del responsable de la empresa a cambio de la percepción de una retribución económica. Existen varios tipos y todos deben constar siempre por escrito y siguiendo el modelo oficial que dicta la ley. Entre ellos los más conocidos son:

• Contratos en prácticas
• De formación
• A tiempo parcial
• De obra o servicio
• De inserción laboral
• Contratos temporales de más de 4 semanas.

Cuando te presenten el contrato de trabajo que debes firmar para formalizar tu pertenencia a la nueva empresa debes asegurarte de que consta de los siguientes puntos básicos:

Información completa de la Empresa y del trabajador: nombre, dirección, número identificación fiscal…
Tipo de contrato que se va a llevar a cabo, especificando la fecha en que empezará a ser vigente, su duración, la categoría profesional del contratado y las condiciones en las que se prestará el servicio: lugar de trabajo, horario, vacaciones y, naturalmente, sueldo.
Convenio colectivo aplicable a este puesto de trabajo en concreto.

Recuerda que para que tu contrato de trabajo sea válido debéis firmarlo tu y tu empresario y debe ser presentado en el INEM.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos