Escrito por Tendenzias

Cambio de funciones, movilidad, y ubicación en el trabajo

En el contrato laboral que la empresa y el trabajador firman, se determinan el grupo y categoría profesional del empleado, los trabajos que va a desarrollar, el lugar donde desempeñará sus servicios, la jornada laboral, el horario, el salario…Sin embargo, en algún momento de esta relación laboral puede ocurrir que las circunstancias cambien y el contrato se modifique. ¿Qué aspectos puede modificarse?, ¿tiene el trabajador derecho a oponerse?, son preguntas que surgen, y que aquí se tratarán de responder.

imagen: primamedia.ru

Cambio de funciones y movilidad en el trabajo

Un ejemplo práctico para explicar un cambio de funciones y movilidad en el trabajo:

  • En la empresa en la que trabaja Emilio hay bastante licenciados, pero poco administrativos. Hasta que la situación se equilibre, desde la dirección de la empresa le han pedido que durante 6 meses deje su función de ingeniero, que es su categoría profesional,  y se dedique a realizar trabajos administrativos. ¿Emilio podría impugnar esta decisión?, ¿le pueden bajar el salario?:

En primer lugar decir que la movilidad es posible siempre y cuando se realice dentro del mismo grupo profesional, y se posea la titulación necesaria para el desempeño del puesto; pero si las funciones nuevas que se piden no entran en ese grupo profesional, que es lo que ocurre en el ejemplo de Emilio, éste podría oponerse a hacerlas. La empresa ante esta situación, podría obligarle siempre que se den estas circunstancias:

  1. Hay una necesidad perentoria o imprevisible de la actividad productiva; la necesidad está justificada.
  2. Se ha comunicado la decisión a los representantes de los trabajadores, en el caso de que los hubiera.
  3. El trabajador percibe el mismo salario.

Si Emilio considera que la realización de sus nuevas funciones, que son inferiores a las que figuran en su contrato, no se ajustan a los requisitos que se exponen, podrá acudir al órgano de provincial de Mediación, Arbitraje, y Conciliación que le corresponda.

imagen: fulltono.com

Cambio de ubicación en el trabajo

Otro ejemplo práctico para explicar un cambio de ubicación en el trabajo:

  • A Lola le comunican que tendrá que desplazarse a la sede que su empresa tiene en Ámsterdam por un período de 4 meses. ¿Puede negarse a ese traslado?:

Este es un caso de desplazamiento temporal; implica por lo tanto un cambio del lugar de residencia, pero sin la necesidad de tener que modificar el domicilio habitual. La empresa podrá pedir a Lola que se desplace por un tiempo siempre y cuando esa orden esté fundada en razones económicas, técnicas, organizativas, o de producción.

Evidentemente, como en todos los casos de modificación del contrato laboral, Lola tiene que obedecer la orden, y, después, sino está de acuerdo tratará de impugnar la orden. Destacar que la potestad del empresario para decretar el desplazamiento de un trabajador tiene ciertos límites:

  1. El plazo no podrá exceder de 12 meses en un período de 3 años.
  2. El trabajador desplazado ha de recibir dietas y gastos de viajes. En el caso de Lola, el desplazamiento es por un tiempo superior a 3 meses, lo que significa que tiene derecho a un permiso de 4 días laborables en su domicilio de origen por cada 3 meses fuera.

imagen: libertadigital.com

Estos ejemplos son precisamente eso, ejemplos, pero que en la vida real suceden muchas veces. Lo que está claro es que el empresario tiene potestad para hacer todos los cambios que crea oportunos, siempre que no atente contra la dignidad del trabajador. El trabajador no le queda otra que acatar la orden, y después si no está de acuerdo, podrá intentar impugnarla.

Más información sobre este asunto, en los siguientes enlaces:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos